Agua residual tratada, apta para el consumo humano

Cerveza sostenible para un mundo sostenible. A pesar de la poética de la frase, no es un eslogan publicitario, es una realidad plausible que nos ofrecen desde la Universidad de Calgary. En colaboración con Village Brewery y Xylem Inc, esta universidad nos ofrece la primera cerveza de la región de Alberta (Canadá) producida con agua tratada.

Su lanzamiento fue el pasado 22 de agosto. En un principio, en honor a su naturaleza, el lanzamiento fue planificado para el 22 de marzo, Día Mundial del Agua de la ONU. Sin embargo, tuvo que ser postergado a causa de la situación provocada por el COVID-19. A  día de hoy, la cerveza ya se encuentra a la venta.

El agua residual hace que esta cerveza sea sostenible. La diferencia sustancial que define esta cerveza es su composición, puesto que está formada por agua reutilizada. El agua ha sido proporcionada por Avance de los Activos de Agua Canadienses (ACWA), departamento de la Universidad de Calgary. Una cerveza que pretende demostrar cómo el uso de aguas tratadas puede ayudar a paliar la escasez de agua. 

Cerveza sostenible, normalización del consumo de agua tratada

Existe una barrera mental a superar.  Explica Jeremy McLaughlin, experto cervecero de Village Brewery. Esto se debe a la posible reticencia de muchas personas para el consumo de un agua tratada. Aunque sabemos que el proceso que realizamos en el tratamiento hace del agua empleada, un agua totalmente segura.

La utilización de agua tratada abre  una puerta hacia un futuro sostenible. Esta es la idea que transmite Christine O´Grady, coordinadora del programa de la Universidad de Calgary. O´Grady refiere al tratamiento de agua residual por medio de tecnología avanzada como una forma garantizada de disponer de agua segura con diferentes usos.

El uso de tecnología nos  ofrece  un futuro sostenible

El AHS, guió la creación del plan de seguridad. El apoyo del Alberta Health  Service fue básico para que, durante la configuración del plan, se pudiera realizar todo bajo el más estricto control. De esta forma, además, se da cumplimiento a la normativa establecida.

El agua, fue tratada por el ACWA antes de ser remitida a la fábrica de cerveza. Para su tratamiento, se  utilizaron tecnologías de tratamiento terciario como la oxidación avanzada y la nanofiltración. A continuación, el AHS realizó controles sobre el agua  tratada para comprobar que se alcanzaban los estándares establecidos para la reutilización del agua. Entre otros aspectos, se valoró la reducción de patógenos.

En el tratamiento de agua se empleó, tecnologías de tratamiento terciario adicionales

El apoyo del Alberta Health Service ha sido fundamental. Un apunte importante sobre la reutilización del agua como una alternativa que permita un futuro sostenible es  el que hace Jessica  Popadynetz. Según indica, con los protocolos establecidos, las aguas residuales, agua de lluvia recogida en azoteas y aguas pluviales pueden ser una  fuente de agua alternativa.

Conclusión

El agua como recurso es clave. En la misma línea de desarrollo tecnológico de BlueGold, el poder emplear agua tratada en el consumo humano, apunta a la sostenibilidad. Esta idea refuerza la tecnología como aspecto clave para asegurar un futuro sostenible y a la disponibilidad del agua como recurso. Ante la necesidad de sostenibilidad, el compromiso por el desarrollo de nuevas tecnologías es clave. 

error: Contenido esta protegido