En este artículo destacamos la  importancia de un equipo de marketing en la empresa. Una empresa sin un departamento de marketing carece de uno de sus pilares fundamentales. Para alcanzar el éxito, una empresa debe conocer las necesidades de sus clientes y satisfacerlas. Por ello, analizamos cómo es el proceso de desarrollar un plan de marketing.

Departamento de marketing en la empresa

El departamento de marketing consigue que el cliente sea el centro de la empresa. Tiene como objetivo la comunicación del valor de un producto,  servicio o marca hacia un determinado público objetivo. 

Disponer de un departamento de marketing abre un gran número de posibilidades. Identificar, crear, desarrollar y servir con éxito a su demanda, son cuestiones que, desde  el marketing, se convierten en una ventaja para la empresa.

Una orientación clara. La idea básica de un enfoque de marketing, radica en que las empresas deben identificar previamente las necesidades de los consumidores. De esta forma, se podrá tratar de desarrollar los productos o servicios capaces de satisfacer las necesidades detectadas.

Integración del departamento de marketing

El equipo de marketing es vital para la empresa. Desde el nacimiento de la organización y durante su expansión, permite evaluar las posibilidades de la compañía. Además de ayudar a crear políticas de productos, precios, formas de distribución y estrategias de comunicación, tanto offline como online.

El éxito depende de una correcta coordinación de los departamentos. Así, el departamento comercial o de ventas, logística, producción, innovación y desarrollo, etc., deben estar perfectamente coordinados y en consonancia con el departamento de marketing.

La coordinación es fundamental para el éxito de la organización

El nexo de unión permite el correcto funcionamiento. Se debe asegurar que todas las acciones realizadas estarán alineadas con los objetivos generales de la empresa. Por lo tanto, también estarán orientados a la consecución de unos resultados que marquen la diferencia. 

Pasos hacia una estrategia

Es fundamental comprender cómo se desarrolla una estrategia de marketing. Los profesionales de esta área, suelen comenzar con la definición de la misión de la empresa o declaración formal de su propósito general. 

Tras concretar la misión, se formulan los objetivos que guiarán a la empresa. Estos objetivos supondrán el rumbo que debe seguir la empresa en su consecución. A continuación, se decide acerca de la cartera de negocios, los productos apropiados y la prioridad que se le dará a cada uno de ellos. 

La empresa debe llevar a cabo un análisis de su cartera. Esto permitirá identificar aquellas áreas de negocio más rentables, en las que invertirán recursos, y las menos rentables. La escasa rentabilidad de determinadas áreas, supondrá una reducción de la inversión, o incluso, se planteará su eliminación

Conociendo nuestro entorno

Una vez fijado el plan estratégico, conocemos las áreas de negocio. Identificadas las áreas donde operará y cuáles serán sus objetivos correspondientes, se elaborarán planes más detallados.

Entrando en detalle se podrá concretar más aspectos. El plan de marketing contiene un análisis de situación, objetivos de la empresa, estrategia contemplada, programa de acciones,  presupuesto y las herramientas de control.

Identifica las áreas donde opera y sus objetivos

Fases de implantación y desarrollo del plan

En una primera fase, se evaluará la empresa en relación con su entorno. De esta forma se obtiene toda la información necesaria para una toma de decisiones más eficiente. 

A continuación, se diseñará una estrategia enfocada a los objetivos. Estos objetivos han sido fijados en torno a la satisfacción de los consumidores. Por último, se ejecutará el plan de acción, distribuyendo recursos, asignando tareas, coordinando actividades y consumando acciones. 

Durante el desarrollo será necesario tener un control y evaluación de las actividades. Esto permitirá que la implementación de actividades se lleve a cabo tal y como se especifica en los planes y en los tiempos indicados. Pudiendo distinguir el cumplimiento de los objetivos a corto,medio y largo plazo.

Conclusión

Desde Blue Gold apostamos por un equipo de marketing actual. Un departamento que vele para que la empresa en su totalidad, transmita los valores de la marca de una manera consistente y unitaria, que ayude a mejorar los procesos de venta y atención al cliente (conociendo perfectamente sus necesidades y que genere un “engagement” o nivel de compromiso alto con sus consumidores. 

Suscríbete al boletín de BlueGold
Recibe por e-mail nuestros artículos técnicos en formato PDF
error: Contenido esta protegido