Hoy, se celebran los premios Stockholm Junior Water Prize. Es sabida la importancia de los avances tecnológicos es crucial para tener un futuro sostenible. Una adecuada gestión del agua como recurso pasa por hacer del I+D+I nuestro mejor aliado. Por ello, existen premios que reconocen la labor en este campo. Como el Stockholm Junior Water Prize, un premio que reconoce la excelencia y que se considera el “Nobel” juvenil de agua.

Un premio que reconoce la investigación joven al servicio del agua

Este premio se viene concediendo desde 1997. El galardón, premia la labor de investigación en materia de agua desarrollada por jóvenes de entre quince y veinte años. En la presente edición, a causa de la situación excepcional por COVID-19, únicamente participarán 29 países. Entre los países que concurren en esta edición, se encuentra España. Hoy, 25 de agosto, se nombrará al ganador de esta edición.

A pesar de la juventud de los participantes, existe un grandísimo talento. Los participantes que acceden a esta fase final en Estocolmo, han sido campeones en sus respectivos países. Un jurado con carácter internacional, formado por expertos en agua, valorará los proyectos de los equipos que optan a hacerse con el premio. 

Los proyectos presentados al certamen pueden tener carácter regional, nacional o global. Del mismo modo, la naturaleza del proyecto, debe tener relación directa con un aspecto de aplicación al agua. Podemos encontrar aplicaciones de carácter tecnológico, social o científicas. Está organizado por el Instituto Internacional del Agua de Estocolmo y tiene como objetivo galardonar aquellos proyectos que supongan un avance relacionado con el agua.

Tecnología española en la final

En esta edición, encontramos un equipo español en la fase final. El proyecto, ha sido creado por Manuel Martínez y Marc Pérez. Ambos, estudiantes de 2º de Bachillerato de la Escuela Sant Gervasi (Mollet del Valles) estarán presentes en Estocolmo tras haber vencido en la final nacional.

“e-Agricultura a vista de pájaro” es el nombre del proyecto, cuyo fundamento es el análisis de datos. Para proceder al análisis de los datos, se emplean imágenes recogidas por drones, tomadas sobre plantaciones agrícolas. Un proyecto que dispone la más avanzada tecnología al servicio de la agricultura y del agua. Cumpliendo así con el propósito de este premio que es mejorar la calidad de vida de todos, a través de la del agua. 

Este proyecto permite formular una hipótesis definida. A través de las imágenes recogidas por el dron se obtiene información que, siendo analizada, puede ofrecer datos relevantes. Reducir el consumo de agua empleada o identificar enfermedades halladas en las plantas son, entre otras cuestiones, aspectos que este proyecto nos puede ofrecer.

A través de las imágenes recogidas se puede identificar enfermedades y escasez de riego

Conclusión

Este tipo de iniciativas son necesarias para que todos seamos partícipes. Desarrollar nuevas tecnologías, concienciar por un desarrollo sostenible son piezas necesarias de un puzle donde todos debemos estar implicados. Desde Blue Gold, apostamos por el desarrollo de la tecnología que ponga rumbo hacia un futuro sostenible, por ello, compartimos iniciativas como estos premios que nos ayudan a sacar lo mejor de nosotros.  

A la espera de quién se lleve el trofeo esta noche, deseamos suerte a todos los participantes. Aunque, con tanto talento a disposición de la mejora en calidad del agua, ¡hemos ganado todos!

Suscríbete al boletín de BlueGold
Recibe por e-mail nuestros artículos técnicos en formato PDF
error: Contenido esta protegido