En BlueGold apostamos por la tecnología de Biorreactores de Membrana (MBR). En este artículo, analizaremos como empresa de ingeniería orientada hacia el tratamiento de aguas, este tipo de sistemas. Con una experiencia de más de 16 años al servicio del tratamiento de aguas y presencia internacional, BlueGold, pone de manifiesto su perspectiva y profesionalidad en este campo.

El desarrollo de estas líneas busca ofrecer una visión amplia de esta tecnología. Comenzaremos con una mirada hacia el agua como recurso estratégico y su sostenibilidad. A continuación, veremos el impacto de la contaminación presente en aguas residuales, su marco legal y las responsabilidades que se derivan. Finalmente, profundizaremos en esta tecnología, sus ventajas y desventajas.

INDICE

El tratamiento de agua, clave para su sostenibilidad

En un mundo en continuo desarrollo, la gestión de los contaminantes es un reto. El aumento de la población e industrias supone un incremento considerable del nivel de estrés hídrico en una perspectiva mundial. El estrés hídrico relaciona el  uso del agua como recurso, su disponibilidad y la calidad de la misma

Un problema con conciencia global. El Informe Mundial de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos, en sus últimas ediciones, arroja datos aclaradores. En su edición del  2019, detalla que más de 2.000 millones de personas sufren un nivel elevado de estrés hídrico. En el 2017, advertía de que más del 80%  del agua residual, retorna al ecosistema sin recibir tratamiento.

Más del 80%  del agua residual, retorna al ecosistema sin recibir tratamiento.

Imagen 1. Nivel de estrés hídrico físico 

Fuente: ONU (2018a, pág.72. basado en datos de AQUSTAT)

El riesgo de un agua retornada al medio ambiente sin recibir tratamiento. En los informes se observa como, en países en desarrollo, encontramos enfermedades relacionadas con el agua como el  cólera y la esquistosomiasis.También en el 2017, en relación al tratamiento de aguas residuales, se hacía eco de que las aguas domésticas y urbanas tratadas son menos del 5%.

Las aguas domésticas y urbanas tratadas son menos del 5%.

Los daños en el medioambiente son numerosos. A causa de estos vertidos, el entorno, flora y fauna se ven afectados por ellos. Al margen del daño ecológico observable, también se ven afectadas aguas que se encuentran debajo de  los ríos o en otras zonas de costa. 

Legislación  sobre vertidos de aguas  residuales

Una firme legislación  para garantizar el compromiso con el medio ambiente. A través de organismos que tienen por objetivo la protección del medio ambiente, se ha creado una normativa que asegure la calidad del agua. Ante la creciente demanda de recursos por parte de población e industrias y lo limitado de su disponibilidad, la normativa  se ha visto endurecida. 

Es necesario comprender la legislación que regula el vertido de aguas  residuales. El punto de partida en España para una regulación eficiente, fue la Ley 16/2002 de Prevención y Control Integrados de la Contaminación. Actualmente se encuentra refundida,  junto a sus posteriores modificaciones, en el Real Decreto 1/2016.

Sujetos obligados

La normativa, define específicamente los sujetos que quedan incluidos en la aplicación de la regulación. El Real Decreto 1/2016, recoge aquellas entidades que quedan obligadas a su cumplimiento. Deberán obedecer la norma, independientemente de que sean entes públicos o privados siempre que lleven a cabo las actividades industriales indicadas.Dentro de la normativa nacional,  la Ley de Aguas 2001 recoge la clasificación de vertidos y la necesidad de recibir autorización para descargarlos.

Las entidades que quedan obligadas a su cumplimiento, están recogidas en el propio Real Decreto 1/2016

No existe únicamente una regulación a nivel nacional. A nivel europeo, la base legal establecida que ha permitido a los diferentes  países de la unión configurar su regulación es la Directiva 2000/60/EC. Esta directiva, supuso un punto de inflexión para que todos los estados miembros  implementaran un normativa que asegure un control en la contaminación.

Tecnología al servicio del medio ambiente

Los  avances tecnológicos ofrecen un amplio abanico de posibilidades. Ante la problemática que plantea un mundo en continuo desarrollo y crecimiento pero con unos recursos limitados, encontramos la mejor solución en la tecnología. Los esfuerzos de entidades públicas y la iniciativa privada ha permitido el desarrollo de una tecnología de vanguardia. 

Los esfuerzos de entidades públicas y la iniciativa privada ha permitido el desarrollo de una tecnología de vanguardia. 

La respuesta a la contaminación debe  ser eficaz y eficiente. La inversión que se viene realizando en desarrollo y mejoras tecnológicas, nos permite encontrar en la actualidad soluciones altamente eficientes. Estas, gracias a la innovación, se adaptan a una diversa gama de necesidades, dándole cobertura y cumpliendo la más estricta legalidad. 

Procesos de tratamiento de aguas residuales

Disponemos de diferentes procesos de tratamiento de aguas residuales. Aunque todos permiten cumplir con la normativa vigente, la mayoría de ellos requiere de un gran espacio donde desarrollar su función. Las etapas de tratamiento, por lo general, pueden diferenciarse en tres partes: recogida, tratamiento y evacuación y las componen los siguientes procesos:

  • Pre tratamiento o cribado
  • Sedimentación
  • Flotación
  • Neutralización
  • Procesos aerobios
  • Procesos anaerobios
  • Método de lodos activados
  • Desinfección
  • Esterilización por Ultravioleta
  • Ionización
  • Filtración
  • Cloración

El sistema convencional de tratamiento de aguas residuales

Un ejemplo de qué pasos formarían el sistema convencional de tratamiento de aguas residuales a través de una Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), sería:

Pretratamiento

Acondicionamiento del afluente con el desbaste de sólidos de pequeño y gran tamaño.

Tratamiento primario

Detección  de los sólidos sedimentables del material flotante que se queda suspendido en la superficie.

Tratamiento biológico

Degradación orgánica de la materia biológica mediante el proceso de fangos activos.

Tratamiento secundario

Separación mediante decantación de los fangos biológicos del agua tratada.

Tratamiento terciario

Desinfección del agua tratada para eliminar microorganismos que puedan estar presentes.

Tratamiento de fangos

Recirculación y eliminación de fangos en exceso para un posterior tratamiento.

Imagen 2. Tratamiento convencional de aguas residuales

El sistema NO convencional de tratamiento de aguas residuales

Los inconvenientes del sistema convencional, han dado origen a sistemas alternativos. Como observamos, un sistema convencional ofrece un resultado eficaz, sin embargo, su alto requerimiento de espacio ha favorecido la aparición de modelos no convencionales. Esta alternativa, permite a quienes carecen del espacio necesario disponer de un sistema de tratamiento de aguas acomodándose a sus instalaciones.

La superación de handicaps ha permitido el desarrollo de tecnologías  alternativas. Ha sido posible gracias al esfuerzo en sortear las dificultades que la situación ofrecía. Se han superado complejas barreras  como reducir el espacio y minimizar tanto los costes de instalación y mantenimiento. Otro aspecto reseñable de este logro, ha sido el conseguir que el caudal aumente progresivamente acorde al incremento de población o industrias.

Otras tecnologías de tratamiento de agua residual

Este tipo de tecnologías, más simples, son sistemas mejorados o adaptados basados en el tratamiento secundario de una EDAR. Entre los sistemas que existen, podemos destacar los siguientes sistemas que se diferencian por su tecnología de depuración:

Con fangos activos de baja carga por aireación prolongada.

Este sistema de depuración está constituido por tres fases. Comienza con una etapa de pretratamiento, a continuación, una etapa donde se lleva a cabo la decantación de fangos. Finalmente, tiene lugar una etapa de recirculación y tratamiento de fangos.

Mediante nitrificación y desnitrificación.

Es recomendable su aplicación cuando existe una tasa alta de nitrógeno en el efluente y es necesario disminuirla para su posterior vertido. El tratamiento se lleva a cabo mediante la vía biológica por aireación.

A través de membranas (MBR).

Esta forma de tratamiento es el que más se ha desarrollado en las últimas décadas, ya que permite disminuir los requerimientos de espacio y aumentar la calidad del efluente.

Por lecho móvil (MBBR).

Es un sistema de depuración que emplea lechos móviles, de gran superficie específica, para captar la biomasa y permite obtener agua depurada de calidad. No obstante, es un proceso que requiere la instalación de una etapa de decantación para capturar partículas sólidas que pueden quedar libres en el agua.

Desarrollo del sistema MBR

Nacimiento de una nueva tecnología

El biorreactor de membrana sintetiza dos sistemas básicos. La degradación biológica y la separación por membrana inciden de forma simultánea en los sistemas MBR. En este sistema, sólidos en suspensión y microorganismos son separados del agua tratada gracias a su sistema de ultrafiltración. La biomasa totalmente delimitada por el sistema, ofrece un efluente  desinfectado, controlando el tiempo en que los microorganismos permanecen en el sistema.

La tecnología MBR, nació  en 1969 de la mano de Smith et al.. En este primer estudio, el decantador secundario usado habitualmente fue sustituido por una membrana de ultrafiltración. Otro pionero fue el estudio de Hard et al,. En 1970, usó un biorreactor aerobio compuesto por membranas de ultrafiltración. Estos primeros estudios mostraron una reducción de contaminantes cercana al 98%.

Los primeros estudios mostraron una reducción de contaminantes cercana al 98%.

Pese a su alta efectividad, tenía ciertos aspectos negativos. Este primer modelo de tecnología MBR requería un alto gasto energético a fin de poder realizar su función de filtración mediante el sistema de membranas. Otra particularidad era la necesidad de un fuerte coste de inversión además de un elevado gasto de mantenimiento. Ante estas circunstancias, esta primera versión no tuvo el éxito esperado.

MBR una apuesta de futuro

A pesar de los inconvenientes económicos, su efectividad era patente. Por ello en 1989, en Japón, se realizó un esfuerzo por paliar estos problemas. Gobierno y empresas privadas invirtieron en obtener una versión mejorada  que corrigiera los altos costes anteriormente observados. De esta forma se desarrollaba un módulo de membranas sumergidas que modera la carga económica. 

Para obtener los resultados deseados se tuvieron que realizar modificaciones. Estos avances implementados se caracterizaban por trabajar a presión negativa e incorporar un sistema de aireación  que permitía realizar una limpieza controlada. Consecuentemente las necesidades energéticas disminuyeron, reduciendo así costes de inversión, mantenimiento y explotación. 

Las mejoras no tardaron en hacer atractivo el sistema ante el mercado. Rápidamente se ubicó como una solución viable para la depuración de sistemas de  tratamiento de aguas residuales urbanas e industriales. Los avances logrados fueron el punto de partida, a partir de ellos, la investigación creció. Con las investigaciones más recientes se han desarrollado membranas de placa plana y fibra hueca. 

Revolución del sistema MBR en el mundo

Muy pronto diferentes países adoptaron este sistema. Estados Unidos, Canadá y Japón fueron pioneros, donde su instalación crecía entre un 10% y un 15% anualmente. En Europa, no fue hasta el año 2005 cuando aumentó considerablemente  su volumen de instalaciones. A partir de este año, países como Alemania, Italia, Francia, Reino Unido, Holanda y España comenzaron notablemente a importar estos sistemas para su posterior instalación.

Imagen 3. Nivel de estrés hídrico físico

Fuente: Elaboración Bluegold

En España, encontramos un gran crecimiento de instalaciones de sistemas MBR. La primera planta de tratamiento MBR de España se instaló en Lanzarote, en el año 2002. Desde entonces, España muestra un crecimiento exponencial de esta tecnología, pareja a la tendencia Europea. Aparte de sus ventajas en costes de instalación y mantenimiento, cabe remarcar que permite dar un cumplimiento estricto a la normativa.

La primera planta de tratamiento MBR de España se instaló en Lanzarote, en el año 2002.

En la actualidad, más de 800 biorreactores MBR ayudan  a controlar la contaminación. A  estos, debemos sumar todos aquellos que se unirán a su labor pero están en fase de proyecto o construcción.  Se distinguen por la extensión de su uso zonas como Norte América, Europa y especialmente Japón, que recoge aproximadamente el 66% de los procesos.

Tecnología del Reactor Biológico de Membranas (MBR).

Un Reactor Biológico de Membranas es la evolución de un proceso de fangos activos. Este sistema separa sólidos del agua mediante membranas de filtración. Esta es una tecnología de separación que permite reducir y eliminar etapas de un tratamiento convencional de fangos activos en el tratamiento de aguas residuales.

Un biorreactor de membranas tiene grandes ventajas al margen de su eficacia y bajo coste. Por un lado, se prescinde de la etapa de decantación secundaria, la cual, es imprescindible en un proceso convencional. Además, se debe destacar la calidad observada en el agua resultante. En el que caso de sólidos en suspensión, consigue eliminar hasta el 99% mientras que en DQO alcanza el 95%  y en DBO el 98%.

Consigue eliminar hasta el 99% sólidos en suspensión, en DQO alcanza el 95%  y en DBO el 98%.

Etapas de procesos MBR

El proceso que lleva a cabo un Reactor Biológico de Membranas está compuesto por las siguientes etapas:

Imagen 4. Etapas de tecnología MBR

Fuente: Elaboración Bluegold

De las etapas que componen el proceso, tres adquieren especial relevancia. Ellas son: pretratamiento, proceso biológico y separación sólido-líquido. 

Pre Tratamiento

Es la fase preventiva para evitar daños al sistema. El agua que llega al sistema MBR contiene sólidos y partículas de gran tamaño que debe ser eliminadas para garantizar un correcto funcionamiento del equipo. Por esta razón es necesario realizar un cribado previo para la eliminación de partículas de gran tamaño. Un sistema MBR usa rototamices de hasta 1mm para eliminar sólidos y evitar el ensuciamiento del sistema.

MBR usa rototamices de hasta 1mm para eliminar sólidos

Proceso Biológico.

Es la parte que se desarrolla en el reactor biológico. Puede estar constituido por dos fases de oxidación: fase anaerobia y fase aerobia. La disposición de la fase anaerobia, estará condicionada por el volumen disponible para  la instalación del  MBR, calidad de efluente y  necesidades propias  al proceso. Así mismo, esta etapa requiere un sistema de agitación y aireación, necesario para suministrar oxígeno, imprescindible para:

  • Desarrollo de la actividad depuradora de las bacterias.
  • Prevenir la formación y sedimentación de flóculos.
  • Homogeneización del reactor biológico.

El buen funcionamiento del proceso, dependerá de un nivel adecuado de oxígeno. Por ello, es necesario realizar un cálculo correcto de las necesidades de oxígeno que requiere el sistema para asegurar un óptimo funcionamiento.

Separación sólido-líquido.

Mediante membranas de filtración o ultrafiltración se realiza la separación sólido-líquido. Según la disposición de la membrana, podemos distinguir dos tipos. Un primer tipo sumerge sus membranas como módulos dentro del propio biorreactor mientras que el segundo, las ubica inmersas en un tanque externo.  

Biorreactor con membrana integrada sumergida

En este modelo, la membrana se encuentra sumergida en el propio biorreactor. En esta variante podemos hallar la fuerza impulsora en la presión negativa  o bien en la presurización del tanque.

Imagen 5. Esquema de un biorreactor de membrana de configuración interna

Fuente: D. Raúl Caro Estrada (pág.7.)

Biorreactor con membrana externa.

Esta es la alternativa, en la cual, la membrana se encuentra sumergida en un tanque ubicado fuera de la unidad biológica. En este modelo, la fuerza que realiza el impulso es la propia velocidad del caudal.

Imagen 6. Esquema de un biorreactor de membrana de configuración externa.

Fuente: D. Raúl Caro Estrada (pág.8.)

El tipo de presión es una diferencia sustancial. Un MBR con membranas sumergidas dispone de bombas que trabajan a presión negativa. Sin embargo, un sistema de filtración externa puede trabajar con presión tanto negativa como positiva. Es destacable que los sistemas con presión negativa son los más habituales por su coste de operación inferior. 

Limpieza de membranas

Este es un punto clave para el mantenimiento. Uno de los aspectos más significativos es el sistema de limpieza incorporado que tienen los módulos de membranas. La implantación de este sistema se debe a los problemas de ensuciamiento que presentaban las primeras membranas. Esto reducía el rendimiento de separación de las membranas y acortaba su vida útil de funcionamiento. 

Para optimizar su rendimiento y vida útil, se introdujo un sistema de limpieza. Este sistema se basa en un flujo tangencial de burbujas de aire que generan turbulencias para evitar incrustaciones en la membrana. De esta forma se evita el ensuciamiento por formación de coloides, depósitos de microorganismos y precipitados orgánicos e inorgánicos.

Existe una diferencia en la limpieza de ambos tipos de membranas. En el caso de las membranas sumergidas, el mantenimiento por limpieza es inferior al de membranas externas. Esto se debe a que los de membrana externa realizan su función en rangos de presión transmembrana ligeramente superiores.

El mantenimiento por limpieza es inferior al de membranas externas.

El diseño también tiene incidencia en la limpieza. Debe ser tenido en cuenta que, por su diseño, los equipos de membrana sumergida hacen uso de la aireación a lo largo del proceso. Esto ofrece un resultado de limpieza que dilata el tiempo intermedio entre el mantenimiento necesario para limpiar.

Características según configuración del MBR

A continuación, se detalla una tabla comparativa con los parámetros de operación de ambas configuraciones.

Tabla 1: Comparación entre ambas configuraciones de MBR

Fuente: D. Raúl Caro Estrada (pág.8.)

MBR y sistema convencional

Diferencias entre sistemas

El MBR aúna el proceso biológico de fangos activados con la filtración mediante membranas. Partiendo de que el proceso biológico que sustenta el sistema, esencialmente es igual,  presentan diferencias en los parámetros de operación que los distinguen. La diferencia más relevante es la separación sólido-líquido, la cual, incide claramente sobre el tratamiento biológico. 

Otra diferencia es el equipo de desarrollo de la operación. En el método convencional, el tratamiento de fangos activados es llevado a cabo a través de un decantador secundario. Sin embargo, en los MBR se hace uso para tal operación de membranas.

Imagen 7. Diferencia entre un sistema convencional de lodos activados y un MBR.

Fuente: Edgardo D. Vásquez R. (2015, pág.3.)

Similitudes de los procesos

En cuanto al diseño y caracterización de este proceso, cabe destacar que son los mismos que para un sistema convencional de fangos activos.

Edad de fangos (θc)

Este parámetro determina el rendimiento de eliminación o reducción de contaminantes orgánicos. También relaciona la cantidad de fangos en el reactor con la cantidad de fangos en exceso que se elimina durante el proceso.

Carga másica (Cm)

La carga másica está relacionada con la carga másica que entra en el reactor y la cantidad de microorganismos existentes en el reactor. Los MBR se caracterizan por trabajar con valor de Cm bajos.

Concentración de sólidos (SSLM)

La concentración de sólidos suspendidos en el reactor biológico es uno de los factores más importantes durante el diseño. Esto es debido a que una alta concentración de SSLM requiere un menor volumen del reactor biológico.

Caudal de recirculación de fangos (QR)

La recirculación de fangos permite mantener constante la concentración de sólidos en el reactor biológico en la zona de las membranas. El rango de recirculación oscila entre 2 y 6 veces el caudal medio de trabajo.

Producción de fangos en exceso (Fw)

Es la cantidad de fangos que se deben eliminar para mantener constante la concentración de sólidos en el reactor biológico.

 Ventajas y desventajas de MBR

Los sistema  MBR han vivido un continuo desarrollo. La aparición de nuevas tecnologías, ha permitido una importante evolución en los Reactores Biológicos de Membranas. Estos avances han favorecido que  este sistema tenga una mejor posición de mercado que los convencionales debido a sus numerosas ventajas:

  • Menos espacio requerido: El MBR simplifica las etapas de un proceso convencional, reduciendo en 1/3 el tamaño del reactor biológico.
  • Plantas compactas: Los reactores biológicos de membranas se construyen de manera compacta, de tal forma que todas las etapas se sintetizan en una única unidad de operación.
  • Reducción de costes de inversión: Se requiere de un menor coste de inversión por la ausencia de costes asociados a obra civil y mantenimiento continuo.
  • Versatilidad de producción: Los equipos tienen la capacidad de soportar una sobrecarga de producción sin afectar a la calidad de agua tratada. Esta característica permite que este sistema pueda ser utilizado en plantas con vertidos irregulares de aguas residuales.
  • Alto rendimiento de depuración: Los MBR permiten eliminar entre un 95% y 99% de DBO5,DQO5, microorganismos y nutrientes del efluente. Esta alta tasa de eliminación permite obtener un efluente de alta calidad que puede ser reutilizado.
  • Adaptabilidad a sistemas de depuración: Es posible conectar un biorreactor MBR a un sistema de fangos activos para aumentar la capacidad de tratamiento de aguas residuales. Únicamente es necesaria una ligera modificación en las conexiones. 
  • No requiere desinfección adicional: Al hacer uso de  la ultrafiltración, se obtiene  la detección tanto de bacterias como de virus. Esto tiene  como resultado un efluente estéril que evita tener que realizar un proceso de desinfección adicional al tratamiento de agua. Esto supone una reducción de costes aparte de las descritas al evitar el gasto en desinfección. 

Contrapartida del sistema MBR

Las desventajas, al igual que en todos los sistemas, existen. Sin embargo, en los MBR quedan fuertemente compensadas por sus ventajas. Entre ellas, diferenciamos:

  • Personal cualificado: El sistema es automático y requiere de una mínima operabilidad por parte de un operador. Sin embargo, es necesario llevar a cabo una formación específica para garantizar que la operabilidad sea correcta. 
  • Coste de implantación: Es necesario realizar un desembolso inicial para la construcción del sistema, siendo los módulos de membranas los que más costes iniciales presentan. No obstante, el coste se está reduciendo notablemente gracias al aumento de proveedores y los nuevos sistemas que aparecen en el mercado. Esto supone módulos a precios más asequibles.  

Aplicaciones de biorreactor MBR

El sistema de biorreactor MBR destaca por su versatilidad y capacidad de tratamiento. Esto supone que es posible emplear su uso tanto en tratamiento de aguas residuales a nivel municipal como a nivel industrial. En función de su aplicación, podemos distinguir diferentes ámbitos.

Aplicación municipal o residencial

Complejos turísticos

En este  campo puede ser muy ventajoso ya que reduce el consumo de agua debido a que el sistema MBR permite obtener agua de alta calidad. Esto es idóneo para poder reutilizar el agua en usos alternativos como riego de jardines o llenado de estanques y piscinas.

Urbanizaciones privadas

Debido a su reducido coste de inversión y mantenimiento, un gran número de promotoras cuentan con este proceso. En él han encontrado la solución más óptima para el tratamiento de aguas residuales.

Depuradoras municipales

El sistema MBR permite ampliar la capacidad de las depuradoras municipales ante la variación de caudal por incremento de población. Además, los reactores biológicos permiten ampliar la capacidad de las depuradoras sin necesidad de realizar obra civil.

Aplicación industrial

Sector industrial

El sistema MBR permite tratar el agua residual que se genera en cualquier tipo industria. No obstante, es indispensable realizar un estudio detallado para diseñar un sistema de tratamiento que satisfaga las exigencias de vertido en cada tipo de industria.Este método puede ser implantado para el tratamiento de aguas residuales en: Mataderos, Bodegas de vino, Producción alimenticia, Producción manufacturera, Curtiduría.

Industria marítima

La limpieza de barcos, contenedores y las tareas asociadas a la limpieza de material marítimo generan un elevado volumen de agua que debe ser tratado.  Los MBR son una solución óptima para el tratamiento de las aguas residuales en este sector. Permite a este tipo de industria la obtención de un agua tratada de alta calidad que puede ser reutilizada para estas mismas tareas de limpieza.

Conclusiones

La situación para preservar el agua como recurso es acuciante. Esto ha derivado en una legislación cada vez más restrictiva sobre las aguas residuales y sus vertidos. Conlleva que, tanto entes públicos como empresas, realicen importantes esfuerzos para cumplir con su responsabilidad social como con la normativa. De igual modo, la industria de tratamiento de aguas residuales ha realizado fuertes inversiones en lograr grandes avances en la técnica.

Existen diversos procesos y sistemas para realizar un tratamiento de aguas. Sin embargo, como se ha expuesto, un sistema MBR es una de las elecciones más eficientes por inversión, espacio y resultado. Un menor coste de instalación y mantenimiento, junto a su tamaño compacto, hacen de él una decisión acertada.

BlueGold presenta Bioxirec, su gama de MBR. Un producto desarrollado con la finalidad de ofrecer la más avanzada tecnología de vanguardia y dar cumplimiento a la normativa más exigente. Su diseño, altamente sofisticado, permite aplicaciones tanto urbanas como industriales y por tanto, una apuesta por una tecnología de futuro. 

Bioxirec | Reactor Biológico de Membrana (MBR)

Un sistema con la más avanzada tecnología y técnicas que permiten obtener un agua de alta calidad para su vertido o reutilización. Consiste en un equipo modular y compacto de tratamiento de aguas residuales mediante un sistema MBR. 

Suscríbete al boletín de BlueGold
Recibe por e-mail nuestros artículos técnicos en formato PDF
error: Contenido esta protegido